En el Castillo de Chapultepec

Homenajearán al veterano técnico

con la medalla “Emilio Carranza”

Al cabo de sumar poco más de 52 años en el gremio aeronáutico como técnico e inspector de aviones, tanto en Aeroméxico como en Matrix Aeronáutica, esta noche será homenajeado con la medalla “Emilio Carranza” el veterano de mil batallas de la aviación yucateca, don Marcos Navarro Lozano.

Con 73 años a cuestas y muchas anécdotas en su prolongada carrera, el técnico Navarro Lozano es casado con doña Margarita Heman, y es padre de cinco hijos: Marcos, Margarita, Claudia, Cecilia y Rocío, y ya suma una docena de nietos, y hasta ahora, a casi un par de años de retirado volvió a aplicar para que la Dirección General de Aeronáutica Civil evalúe su aportación al sector.

Cuando fue notificado por los organizadores para que asista a la ceremonia por su premio, el entrevistado admitió que casi salta de su asiento pues acababa de llegar de Tijuana, en cuyo aeropuerto residió durante casi tres años pues fue contratado por el gerente de Matrix Aeronáutica, Jon R. Rose, quien a su vez fue el encargado de remitir los documentos para que la aviación deje de ser tan injusta y le reconozca su valiosa aportación.

Navarro Lozano fue uno de los pioneros en el ramo de la aviación que Aeroméxico contrato en el aeropuerto de Mérida, ya que se encargó de los ya desaparecidos Convair, todos los Douglas (hasta el gigantesco jumbo DC-10), y al cabo de la huelga y quiebra (en abril de 1988) pues los nuevos dueños le respondieron que la aerolínea no tenía recursos y solamente le ofrecieron una liquidación de $460 mil pesos ($460 millones en esos tiempos de estratosféricas devaluaciones) y de paso le negaron todos sus derechos pues nunca le quisieron reconocer su antigüedad.

Por ese motivo entabló una demanda laboral que se prolongó varios años hasta que a la fecha se quedó en un compás de espera, aunque para sobrevivir tuvo que sumarse a otras compañías, como la que ahora acaba de motivarlo para que reciba ese estímulo, por su trabajo de medio siglo en la aviación comercial.

Navarro Lozano sumó un total de 33 años en Aeroméxico y desde su llegada a Mérida, en los años setentas, se estableció en su hogar de Villas La Hacienda donde continúa, aunque suele hacer viajes eventuales para saludar a sus ex patrones de Matrix en Tijuana.

mnl30

Anuncios

3 comments

  1. Manolo que gusto ver la nota anterior., felicidades…… Me gustaría ponerme en contacto contigo , ya que el pasado 18 de Julio el Colegio de Pilotos Aviadores de México , me otorgó un reconocimiento por haber sido la primer piloto de helicópteros de México . es la primera vez que el colegio le otorga un reconocimiento a un piloto de helicópteros y además mujer. me gustaría que por alguna vez se me tomara en cuenta ya que veo que al parecer en los 32 años que llevo como piloto comerciál de helicópteros casi nadie está enterado de ello.
    saludos cpach. Diana A Solano

  2. Me dio mucho gusto enterarme de esta noticia y saber sobre mi compadre Marcos Navarro Lozano, ya que fuimos compañeros en la estación de Mérida (Aeroméxico) durante 11 años puesto que me tuve que trasladar a Guadalajara, donde actualmente radico. Soy de los tantos mecánicos liquidados por la antigua Aeroméxico.
    Muchos Saludos.
    Arturo Isais Reynoso

  3. ese hombre el cual m da orgullo y llore como nunca es mi tio el cual tengo años de no verlo y esta nota me hace saber de el ,, y uso este medio para decirle que lo amo y que soy la hija de su hermano salvador navarro lozano.. mi nombre es gpe. carolina navarro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s