En el chile habanero

 

La ciencia quiere ver los frutos

de su esfuerzo, cuanto antes

 

Nadie pone en duda los avances tecnológicos de la ciencia en Yucatán, pero ya es tiempo de poner en marcha muchos de esos adelantos para beneficiar al campo y sacar de la pobreza extrema a cientos de familias, precisamente con la aplicación de programas de desarrollo integral, así lo declaró el Premio Nacional de Ciencias del año 2000, Dr. Alfonso Larque Saavedra, quien es el director del Parque Científico de Yucatán.

18chile

Acompañado del Ing. Armando Palma Peniche, presidente de la fundación “Educar para Producir”, y de Industrias Curator, entre muchas empresas del sector de la construcción, el Dr. Larque Saavedra admitió que están afinando detalles en torno al desarrollo de estrategias para producir con calidad de excelencia todos y cada uno de los sembrados en la península, pero preferentemente al del picante ya que no se limita a solamente a su consumo gastronómico, sino que debe trascender más allá, a sabiendas de que sus ácidos permiten crear láminas protectoras anticorrosivas, entre otras aplicaciones.

No debemos olvidar, comentó, que el chile habanero de Yucatán se ha convertido en uno de los pilares más sólidos y confiables para combatir la pobreza extrema, ya que aporta recursos para contratar mano de obra en el campo, y de paso pues evita la migración de muchos productores campesinos hacia las ciudades, y no digamos hacia el extranjero, como la Unión Americana.

Mira, añadió, con aquello de que ya se cuenta con el “certificado de origen” de este chile tan picoso y tan sabroso, pues ahora hay que implementar metodologías para elevar la producción, sin afectar los controles de calidad, y mucho menos se deberán descuidar los aspectos fitosanitarios, ya que cualquier virus o bacteria invasora, podría acabar con todos los esfuerzos de centenares de trabajadores, tanto del campo como de la misma ciudad.

Rememoró que hace un par de décadas, la falta de cuidado con este factor básico de controlar las enfermedades, acabó con un bello proyecto de las palmas de coco, ya que cuando llegó el amarillamiento letal, pues todo se derrumbó y las pérdidas fueron cuantiosas.

Es más, añadió, este plan de desarrollo del chile habanero incluye la creación de variedades cada vez más resistentes a las enfermedades, por lo que los científicos de las diversas instituciones nos están apoyando para aplicar sus avances y garantizar una producción inmejorable y a muy largo plazo.

Insistió que cuando se aplican protecciones contra las enfermedades del chile habanero, el plan se conoce como “manejo integral” ya que sus objetivos están demostrados en el laboratorio, y ahora hay que trasladar esos resultados a los campos de siembra y cultivo.

Foto: El Dr. Alfonso Larque Savadra, es presidente del Sistema de Investigación e Innovación y Desarrollo Tecnológico de YucatánSidetey-, y director del Parque Científico de Yucatán, y premio nacional ciencias del 2,000, así como consejero científico de la Presidencia de la República; y Armando Palma Peniche, con 72 años de edad, es fundador del Grupo Promotora Residencial de Yucatán, de donde se han generado unas 50 firmas entre proveedoras y comercializadoras de insumos, para abatir costos, y su planta laboral de base suma unos 700 empleados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s