El ojo del amo…

 

El transporte mejorará cuando los

concesionarios viajen en ellos

 

Mientras los dueños y concesionarios no utilicen los servicios de sus propias unidades del transporte público, y tampoco las autoridades viajen de manera cotidiana en este sistema, la pésima calidad prevalecerá ya que de nada servirá poner a supervisores, sensores y cámaras de vigilancia… pues las fugas y pérdidas continuarán mermando sus ingresos, y a cada rato tratarán de que los usuarios paguen esos platos rotos con alzas en las cuotas.

rrruid

Hay un dicho popular muy efectivo para abatir costos, que se conoce como “El ojo del amo engorda al caballo”, y la verdad es que los responsables de otorgar las concesiones del servicio público, deben salir de sus oficinas para conocer todos y cada uno acerca de la calidad que se da en las rutas; de esta manera verán que todos esos descalabros económicos se deben a la ineficiencia de muchos factores y no solamente a la polémica del aumento de los costos en los combustibles.

Cuando se habla de las órdenes y restricciones y que virtualmente son “Letra Muerta” –porque nadie las cumple ni las hace cumplir-, hay que aclarar que llevan consigo sus respectivos códigos, reglamentos y encapsulados, y por eso es que el análisis de este reportero se enfocó para esclarecer que este tan llevado y traído discurso de las pérdidas son puras habas.

No hay que olvidar que todavía no hay autoridad moral ni ejecutores de los castigos a los infractores, como para pensar en educar de manera ejemplar a quienes no las respetan, y lo de esta mañana en uno más de los autobuses de la Alianza de Camioneros, que pertenece a la ruta Circuito Colonias Pacabtún y Ciudad Industrial, se repitió tal como ha venido sucediendo desde hace más de un año en que uso el camión para trasladarme al aeropuerto, desde el fraccionamiento Pacabtún

El de hoy fue Alonso Segura, y la verdad es que en su respuesta a la interrogante, al pedirle que le baje el volumen a sus bocinas, resulta que aceptó de buen modo, pero minutos antes de descender del vehículo, me dijo que hasta el presidente de la ACY, Agustín Escalante Gamboa, sabe que los otros 840 choferes de los “Rojos” siguen usando las bocinas como si se tratara de una caja musical.

Es más, comentó que la gran mayoría de los autobuses lucen como “arbolitos navideños” con todo tipo de adornos y avisos, a excepción del que debería ponerse en las puertas y paños del interior, y que debería advertir: “En esta unidad se respetará a todos los viajeros. Sino les gusta la música de las bocinas, pues le bajamos el volumen”. Este tipo de aviso y otros más, dejarían de ser letra muerta porque como si se respeta aquel de “Se prohíbe fumar en el interior de este autobús”, todos saben que los propios guiadores lo hacen a vista y paciencia de los clientes.

Incluso, los hay en el sentido de que se prohíbe llevar a personas en estado inconveniente (llámese borrachos impertinentes), pero lo peor de todo es que algunos conductores andan medio pedos, ó con señales visibles de haber fumado algún cigarro de “mota”, o de haber consumido enervantes.

Ah, pero a estos señalamientos públicos hay que añadirle que en los contenidos y advertencias de Ley Estatal de Tránsito del gobierno del estado, se destaca que los conductores de vehículos –no solo de autobuses de pasaje-, no deben ser distraídos por nadie ni nada, para que no pierdan la concentración a la hora de trabajar en el volante. Sin embargo los hay quienes “atienden” a sus enamoradas de ocasión y las mantienen detrás del asiento, de pié y sin importar las protestas silenciosas de los usuarios.

Pero además, en las mismas “combis” de la ruta mañanera de Ciudad Industrial, los choferes del FUTV no respetan a sus usuarios, cuando éstos les piden que le bajen a sus bocinas ya que responden con palabras burlonas: “Si no le gusta, pues bájese y aquí le devuelvo sus seis pesos”. Esto ocurre antes de las seis de la mañana y el martirio continúa durante todo el día.

El servicio del autotransporte urbano ya degeneró en convertir a los vehículos en cajas de ruido, ó escenario de “artistas”, merolicos, defraudadores con disfraz de “intermediarios” de los pobres y desvalidos, para recolectar fondos de caridad con los pasajeros, etcétera, y se dan con frecuencia en los servicios “de lujo” de los “Rápidos de Mérida”.

Bueno, hasta aquella empresa que había demostrado buena calidad en sus servicios, con clima frío interior, “Rápidos de Mérida”, ya se cayó del pedestal porque sus conductores no cumplen el perfil que tuvo esa empresa, cuando la vigilaba de cerca su fundador Daniel Aguiar Saidén.

Los de Grupo Urbe, de Raymundo Vargas Cruz, en la ruta a Umán e intermedios por la Ciudad Industrial, no cesan de ponerle ruidos a sus radios y bocinas, a pesar de que en algunos ya hay instaladas cámaras de vigilancia, para que sean monitoreados y de paso no quieran tranzarse unos $200 diarios, a sabiendas de que no entregan boletos ni tienen control, pues la prioridad es que cada chofer debe cumplir con sus tiempos de ida y vuelta, pues lo demás es lo menos.

De acuerdo con una encuesta con usuarios cotidianos de estos servicios, los precios de los boletos ($6 y $7 y las tarifas sociales, a solo la mitad de esas cantidades), estos atentados de a diario son solapados por los patrones, y hasta por las propias autoridades, pero todo este desmadre se sigue dando porque las autoridades no han querido confirmar cada una de las denuncias, pues ni siquiera utilizan este servicio público, como para conocer bien el paño.

Mundo Vargas, de la Urbe; Aguiar Saidén, de los Rápidos; Escalante Gamboa de la ACY, así como Rafael Canto, de Minis 2000, desconocen la realidad de lo que pasa en sus unidades, ya que si ellos fueran viajeros cotidianos, como el que esto escribe, pues otro gallo les cantaría a estos infractores cotidianos, y quizás algunos incluso ya estarían tras las rejas, por agredir a los niños, niñas, ancianos y hasta a los discapacitados, sobre todo cuando protestan para que se les de la atención debida pues pagan al subir a las unidades de transporte.

Cuando hace poco más de una década, los “Rápidos” iniciaron su servicio con “aire acondicionado” interior, en rutas selectas como Pacabtún, Brisas, y Circuito Colonias, los clientes cotidianos del norte y oriente de la ciudad creímos que Mérida habría alcanzado la “talla de primera clase”, pero conforme fueron pasando los años la autoridad moral de estos servidores públicos fue opacándose, hasta convertirse en una muy mala copia de aquellos años.

ruiiiid

PRETEXTO

El pretexto del “alza” controlada de los combustibles –llámese gasolina y diesel-, ya fue derrumbada con estudios profesionales de gran confiabilidad en nuestra ciudad, ya que en hace poco más de tres años, las autoridades del municipio los desenmascaró en una de las tantas reuniones de los concesionarios, bajo la intentona fallida de elevar sus tarifas.

Aquella vez fueron advertidos, en el sentido de que si insistían en esa postura, pues los tres órdenes de gobierno (municipio, estado y federación), durante un año tomarían las riendas administrativas de todos los transportistas urbanos, y luego se las regresarían a sus propietarios, al cabo de confirmar si realmente tenían fugas y pérdidas, como siempre han venido lamentando.

¿Saben qué pasó después de esa junta?, pues nada porque ninguno de esos “empresarios camioneros”, quiso ponerse a prueba con la realidad, y mucho menos convertirse en usuarios cotidianos, como era el acuerdo de ese proyecto, sino que dejaron de fastidiar a las autoridades.

La realidad es que, si el transporte de pasajeros urbanos se administra bien, y con lealtad a los acuerdos de servicio, simplemente todo mejorará porque no hay mejor “supervisor” de cada una de las rutas, que los propios concesionarios y que lo utilicen de manera cotidiana, pues de esa manera sabrán que “el ojo del amo engorda al caballo”.

Foto: El transporte y las alzas del combustible se resolverán cuando los propios concesionarios y las autoridades, viajen todos los días en cada una de las rutas. Tan Tan.

20ruido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s