Uf y recontra uf

 

Hasta en los “Rápidos” de Mérida

le faltan el respeto a los usuarios

 

La descomposición social sigue avanzando a pasos agigantados, y esta mañana volvió a emerger la falta de respeto de los chafiretes de segunda clase de los “Rápidos de Mérida”, a pesar de que su propietario Daniel Aguiar Saidén, insiste que sus equipos son de primera.

11musibus

A la mayoría de los usuarios de esa corrida de la 9 de la mañana, hacia el Circuito Hospitales y Coca Cola, les cayó de sorpresa la inesperada actuación de un “trovador solitario de guitarra”, cuyo repertorio limitado se acompaña con auténticos arañazos a las cuerdas, y no tiene compasión para los usuarios que cuentan con audífonos y desean viajar en paz y con tranquilidad.

Había en la unidad, no más de 10 pasajeros, pues la gran mayoría llena esos camiones desde las 6 hasta las 8:30 horas, y luego la demanda se precipita por debajo de la mitad.

No cabe duda que la educación cívica cada vez se relaja más y más, sobre todo en estos medios de transporte público de a $6 y que debería reducirlos a solo $5, ya que en la dirección estatal del Transporte muy poco le importan los resultados de la baja calidad en este servicio público.

El chafirete de las nueve, dejó el escenario para que actúe el preferido de sus trovadores, sin importarle si a los pasajeros les afectaría el escándalo de sus ladridos y aporreones en las cuerdas, pero lo peor es que cuando se dio cuenta que se le tomaría una foto -para exhibirlo como parte de la complicidad de los red de escandalosos del transporte público-, se dio vuelta con todo y su vetusta guitarra.

Hay que admitir que para que actúen estos “músicos de la legua” en los autobuses aclimatados -como los de Rápidos de Mérida-, necesariamente se debe contar con el permiso del dueño del vehículo, y que es Aguiar Saidén, cuya flota de autobuses comienza a desmejorar sensiblemente, por haber descubierto a una cadena de choferes ladrones, y a los que ya despidió, pero que la mayoría ya se reacomodaron en los Rojos de la Alianza.

Se fueron al otro bando pero con la mitad del salario que ganaban en los Rápidos de Mérida, y pues con estos choferes viciosos y borrachos, se saltan de una cuerda a la otra, sin importarle a los concesionarios que hay antecedentes de vicios y malas acciones. como para primero educarlos y luego activarlos.

Foto: El trovador del “Rápidos de Mérida”, no quiso que se conozca su frente amplia, y dio la espalda a la cámara con todo y guitarra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s