Siete en menos de un año

 

Grupo Mera vuelve a hacer de

las suyas con terrorismo laboral

 

Esta mañana, la estudiante del segundo año de bachillerato en la CBTA 13 de X’matkuil, Valeria Costales Presuel, fue víctima de una nueva acción depredadora del Grupo Mera Aeropuertos, cuyo curriculum suma siete despidos de ese tipo y sin liquidación, en menos de un año.

15mera

La joven de 20 años, trabajaba desde hace unos 14 meses como “bar tender”, en el restaurante Hacienda Montejo y que administra Mera -pero que fiscalmente opera como una compañía subcontratista de servicios, ó “outsourcing”, misma que se denomina Nicxa-, pues de esa manera se evitó varias huelgas en su contra, pues sus actitudes depredadoras y contrarias a la Ley Federal del Trabajo, menudean una tras otra.

Los hechos contra la joven de 20 años de edad, ocurrieron a las nueve de la mañana en la planta alta del aeropuerto de Mérida, y al cabo de amenazarla con despedirla sin liquidación económica -supuestamente porque fue descubierta robando $100 de un consumo de una mesa-, la presionaron y tuvo que firmar el papel, pero cuando pidió una copia, entonces la contadora, y los responsables del turno Leslie Basulto y Heider Ku Amézquita, se la negaron rotundamente.

Cuando este reportero del aeropuerto interrogó a la afectada, y trató de conocer la versión del gerente Felipe Orozco, su respuesta fue que no entregaría nunca la copia de esa renuncia.

Los despidos injustificados en el Grupo Mera se han sumado uno tras otro, ya que de un año a la fecha han provocado salidas de jóvenes empleados, por equis o zeta causas y razones, y entre ellos figuran los siguientes nombres: Alejandra Duarte, Alejandra Pacheco, Cristian Moguel, Vanessa Martín, Abigail Rodríguez, Ashley Sabido, Alexis Sabido, y para fortuna de casi todos, la delegación de la Ley Federal del Trabajo –en la Junta de Conciliación y Arbitraje-, logró que se les liquide conforme a derecho, y se le ubique un tache a la compañía como marcada, y con muchas demandas en su contra.

Por otra parte, el novio de la joven Costales Presuel, Juan José Escalante Poot, dijo que en esa bronca y al cabo de pedirle que no firme su renuncia -a menos que esté un abogado defensor-, a cambio recibió una bofetada de manos de Leslie Basulto, quien de paso se mofó porque la chica ya había estampado su firma.

geider

La historia laboral de Mera, que antes funcionaba como Restaurantes Wings y luego Airshop de Asur, está llena de irregularidades pues sus asesores jurídicos se han dedicado a violar la Ley Federal del Trabajo, y en cuanto a las incapacidades de la denunciante, figura que en octubre del 2012 tuvo que incapacitarse cinco días porque fue obligada a cargar cajas con horchata y con más de 16 kilos brutos.

Consta la incapacidad del Seguro Social, porque le dolía mucho la espalda y ellos mismo –los supervisores y jefes de turno-, justificaron con el comprobante médico de cinco días de incapacidad.

La joven Costales Presuel, se suma a la larga fila de cruces que el Grupo Mera y su outsourcing, pues siguen causando estragos contra las leyes laborales en el aeropuerto, ya que se habla de complicidades hasta de las autoridades del Grupo Asur, y su director regional, Héctor Navarrete Muñoz. Estas pésimas actitudes ya las conoce el economista, pero se hace a los oídos sordos.

Foto: Valeria Costales Presuel, demandará al restaurante Mera del aeropuerto por no darle una copia de su renuncia, y por la actitud de los asistentes, creen que la denuncia no procederá.

alexa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s