Uf, ¿Será cierto?

 

Que Mérida ya se enfila

para ser una ciudad hostil

 

¿Será posible que Mérida y sus habitantes empeora cada vez más, al grado de ser una ciudad hostil?.

archescanda

¿Dónde quedó aquel sello estigmático de amabilidad, hospitalidad y que los turistas siempre festejaron?.

¿Acaso no se sienten orgullosos y contentos de que los visitantes de todas partes los vengan a conocer, a comprar sus productos, a convivir desde muy lejos?.

Ahora no me refiero a que el premier Xi Jinping haya venido de Pekín, sino a la visita que todos los días nos hacen los que vienen al aeropuerto meridano, y a los que desde la entrada los bloqueamos, insultamos, gritamos y amenazamos… para que no estorben las vías.

¿Qué le pasa a la gente que trabaja en el campo aéreo, por qué permitimos que vengan elementos del Estado Mayor a imponer sus reglas a base de amenazas, como si fuéramos delincuentes?.

¡Por favor!, debo pedir que reflexionemos porque esta enfermedad del odio y la venganza, la represión y sus derivaciones, solamente desencadenará acciones deplorables, y en pocos años ya nadie querrá venir a vernos ni a conocer lo que heredamos de nuestros ancestros mayas.

Hay personas con el poder de mando que no deberían tener esa responsabilidad, pues solo causan problemas por la pésima manera en que convocan al trabajo, a la corrección de los errores de sus subordinados.

Por gente como esas personas con mando, como los camioneros de la Alianza, es por lo que creo yo, que la venta de autos de medio uso y de motocicletas, sigue en aumento pues los conductores rojos no tienen respeto por su trabajo, ya que sus jefes inmediatos también los humillan y amenazan con despedirlos, pero como no lo cumplen pues ellos siguen tan campantes subiéndole el volumen a sus equipos y bocinas, sin importarle que el interior de los autobuses se convierte en una caja de ruidos.

chin

La fotografía de hoy corresponde precisamente al guiador de esta mañana, a quien solo se le escuchó decir que era su última “vuelta” en la unidad C-119, pues lo iban a cambiar para que “dobletée”, o sea para que continué su trabajo (desde las 4 de la mañana) hasta el anochecer.

Los paganos de estas acciones radicales de los “servidores públicos” convertidos en camioneros, parece que seguimos siendo los que les pagamos los seis pesos por el viaje de Pacabtún al Aeropuerto de Mérida.

Lástima que los dueños de esas unidades no se animan a poner el buen ejemplo, ya sea usando a distintas horas sus servicios, como cualquier ciudadano, pues no tiene chiste cuando se les avisa que estará un jefe en el camión.

Ya advertidos, pues todo será inmejorable sin ruidos, sin viajes de amigos en el pescante (como lo hizo hoy a las 10 horas ese guiador), así como el uso indiscriminado del celular en plena faena, y sin detenerse siquiera.

En fin, ya he visto muchas cosas en los años que llevo en aeropuerto, por lo que me gustaría que los encargados de ejercer el poder de mando, aprendan y no contagien a sus empleados de sus traumas ya que esa cadenita llegará hasta a los turistas que llegan o salen.

Foto: El guiador del autobús C-119 es un mal ejemplo de conducta antisocial, y lo peor es que todos están contaminados con esa actitud.

pftrabaj

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s