Hasta los “Rápidos de Mérida”

 

Empeora el transporte urbano con

actitudes hostiles a los usuarios

 

Esta mañana, el medio ambiente del mal tiempo arrojó un muy mal presagio, pues en lugar de mejorar la calidad de los conductores de los autobuses, ahora hasta salieron a flote las amenazas contra los viajeros.

23ruid

No cabe duda de que las vacaciones de verano han liberado las amarras de la vigilancia hasta en los “Rápidos de Mérida”, ya que durante algunos años, al principio presumieron de muy buena calidad y hasta de un único con clima artificial integral, pero conforme avanzó su historia, ahora su cuadro de conductores cayeron en la categoría de una copia muy mala de los camioneros capitalinos.

O sea, que permiten que suban a la unidad todo tipo de vendedores ambulantes, merolicos, paleteros, etcétera, sin tomar en cuenta a los pasajeros que solo desean “un viaje tranquilo y sin sobresaltos”, ahora son víctimas del engaño.

Si bien,, la unidad de hoy a las 10:10, el autobús M-274 tuvo un trayecto bastante fluido de Pacabtún a su paradero del crucero del “Carretero”, hay que admitir que el dueño de la concesión, Daniel Aguiar Saidén, seguramente desconoce lo que hacen sus conductores, a sabiendas de que los merolicos de mucha labia para convencer de que se les dé una moneda (para sus causas nobles de La Puerta del Cielo), pero nadie ha comprobado si realmente cumple esa promesa de llevar los fondos públicos a los desvalidos.

En fin, que el día inició con uno de esos seleccionados especiales de la Alianza de Camioneros, y especialmente hoy a las 9:40 con el guiador de la M-45, que tan solo al pedirle en la escalera “que le baje a su volumen del radio”, urgió con insultos al que esto escribe, y exigió el pago del pasaje, a sabiendas de que para no pelear más, preferimos bajar de la unidad.

Por lógico que nos ganamos su repudio y una mentada de madre, porque dijo a voz en cuello que no le iba a bajar a su radio, con casi 8 decibeles de ruido.

En fin, esta es una aventura más del “inspector honorario” de la campaña contra los ruidos y escándalos en el transporte público, y que sostiene sus palabras con fotos testimoniales, para que sepan que la cultura sigue brillando por su ausencia en este medio, incluyendo a los propios dueños de los autobuses.

Foto: Los servicios urbanos de todos los concesionarios necesitan, una buena sacudida para que cese la hostilidad en contra de los pasajeros, y que se respete al que paga.

ruidoso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s