Habla doña Marcia Canul

 

Hay envidias y resentimientos

cuando uno se sale de pobre

 

Cuando se vive en la pobreza extrema, casi todos los parientes y amigos suelen quejarse por no tener dinero, pero cuando se sale de ese problema, a veces resulta peor el remedio que la enfermedad.

24wetmot

Así lo confesó este mediodía en el aeropuerto, doña Marcia Canul Itzá, al despedir a su hijo Juan, quien se regresó a trabajar en Los Angeles, luego de pasar una breve temporada al lado de sus familiares de Motul.

La charla con la afligida madre, quien admitió que su vástago de 43 años de edad, ya es dueño de una confianza plena, para demostrar que sabe manejar las circunstancias de viajar en avión hacia México, y luego a esa ciudad californiana, donde vive desde hace 26 años.

Indicó que Juan no es muy dado a charlar con reporteros del aeropuerto, pero ella sí aceptó el diálogo, y comentó que su hijo no ha dejado de enviar dólares a ella, y a sus demás hermanos, sobrinos y demás familiares.

La verdad, añadió, es por eso que todos lo quieren mucho pues les ha demostrado que el hecho de ganar dinero en la Unión Americana, no le ha cambiado el carácter para ser presumido… como otros que a veces hasta niegan a su propia tierra.

Dijo también doña Marcia, que el único problema de vivir en Estados Unidos es que muchos vecinos y amigos –de Motul y de las comisarías– sienten mucha envidia de la familia, “pero nosotros no somos cicateros ni egoístas, porque siempre que tenemos buenos pesos –al convertir los dólares recibidos-, pues hasta se ayuda a otros amigos en condiciones muy difíciles”.

La informante no quiso señalar cuántos de sus vecinos y amigos le deben mucho dinero, ya que cuando comenzaba a mandar dinero su hijo Juan, ella fue víctima del engaño de algunos vecinos que le pidieron prestado, sin tener siquiera la necesidad de esos fondos, ya que nunca lo devolvieron.

Me parece, concluyó diciendo, que el dinero envilece a las personas muy buenas, ya que por culpa de haber contado con el apoyo permanente de mi hijo, algunos parientes ya ni nos saludan.

Foto: La familia del viajero motuleño Juan Canul, lo fue a despedir al aeropuerto.

wetmotu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s